Meseros yucatecos preocupados por las propinas

Meseros yucatecos preocupados por las propinas

Las propinas que reciben los meseros entre otros prestadores de servicios, no se incluyen en los comprobantes fiscales digitales por internet (CFDI) bajo la nueva versión 3.3 de la factura electrónica. Esta es un ejemplo de las dudas que genera facturar con la nueva forma que es obligatoria en 2018, misma que provocará el cierre de muchos restaurantes y, en consecuencia, el incremento del comercio informal.

En opinión de la contadora pública certificada Ofelia Cámara Cabrera, síndico de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), en la delegación Yucatán, que cuenta con 480 socios y preside Carlos Campos Achach, explicó que el sistema tributario en México es tan complicado que pareciera estar diseñado para su incumplimiento.

Explicó que por costumbre o tradición, los propietarios de restaurantes facturaban con la propina incluida y eso generaba muchos problemas.

El reto en este momento para todo tipo de empresarios es que el SAT les heredó la fiscalización a los negocios y para ello se requiere de personal capacitado, pero no solo eso, el empresario también debe tener conocimientos.

Los tiempos han cambiado y en la actualidad los negocios que van a sobrevivir son los que cubran tres requisitos: tener conocimiento de la tecnología; control interno y buena administración.

“El que no esté familiarizado con los smartphones, las tabletas, los móviles, se quedó rezagado”

“Estamos en la era de la tecnología, el que no esté familiarizado con los smartphones, las tabletas, los móviles, se quedó rezagado. El control interno permite evitar fraudes, y ayuda a tener eficacia y eficiencia, y la administración ayuda a saber si realmente estás generando utilidades o solo estás pasando el dinero de una mano a otra, sin resultados positivos”, agregó.

“Es decir, que solo las grandes empresas, que cuentan con una infraestructura administrativa realmente actualizada podrán cumplir en tiempo y forma con la obligatoriedad de la ley, sin caer en “recomendaciones” o sanciones por parte del Sistema de Administración Tributaria (SAT)”, apuntó.

Una de las preguntas más frecuentes en este momento en el sector restaurantero es por qué no se debe considerar la propina en el monto global del consumo.