#Fotos Antes y después del azote del huracán Irma en el Caribe

#Fotos Antes y después del azote del huracán Irma en el Caribe

uertes lluvias y vientos de 298 km/h, azotaron el miércoles las Islas Vírgenes y la costa noreste de Puerto Rico, mientras el huracán Irma avanzaba por el Caribe en una trayectoria que lo podría llevar a devastar Florida.

Irma, el huracán más fuerte jamás registrado en el Atlántico, destruyó casas e inundó calles en una serie de islas pequeñas en el norte del Caribe, pasando directamente sobre Barbuda y cortando la comunicación con esta isla de mil 700 habitantes.

A continuación las imágenes comparativas del antes y después del huracán Irma en el aeropuerto, hoteles del Caribe:

Esta es solo la segunda vez desde que los satélites comenzaron a seguir a las tormentas, hace unos 40 años, que un meteoro tenía vientos sostenidos de 298 km/h por más de 24 horas, dijo Phil Klotzbach, profesor de meteorología de la Universidad Estatal de Colorado. El otro fue el inmenso tifón Haiyan que dejó más de 6 mil muertos en Filipinas en el 2013.

“Es impresionante… parece una sierra circular; me alegro de que la gente de Florida está tomando esto muy en serio”, dijo Klotzbach. “Esto va a ser una tormenta fea. No veo cómo podamos escaparnos de esto”.

Francia envió alimentos y agua a las islas francesas de Saint Martin y Saint Barthelemy, donde Irma destrozó techos y cortó toda la electricidad. Infantes de Marina holandeses que volaron a tres islas holandesas castigadas por Irma reportaron muchos daños pero no fatalidades ni heridos.

Si bien Francia no recibió reportes inmediatos de víctimas, el ministro para los territorios franceses en ultramar, Annick Girardin, dijo: “Tenemos mucho miedo por cierto número de compatriotas que desafortunadamente no quisieron escuchar las medidas de protección e ir a lugares más seguros… Nos estamos preparando para lo peor”.

Para el miércoles por la tarde, el centro de la tormenta estaba a 35 kilómetros al este-sureste de St. Thomas, en las Islas Vírgenes estadounidenses, y 150 kilómetros al este de San Juan rumbo al oeste-noroeste a 26 km/h.

El Servicio Nacional de Meteorología dijo que Puerto Rico no había visto un huracán de la magnitud de Irma desde el huracán Felipe en 1928, que dejó 2 mil 748 muertos en Guadalupe, Puerto Rico y Florida.

“Tenemos que prepararnos para lo peor”, dijo el gobernador de Puerto Rico Ricardo Rosselló. “Si no lo hacemos, podría ser devastador”.

La empresa eléctrica de Puerto Rico ha recortado su personal, incluyendo el de mantenimiento, debido a la grave crisis económica del país, y el director de la agencia advirtió que algunas áreas podrían quedarse sin servicio entre cuatro y seis meses debido a que la infraestructura ya se ha deteriorado bastante.

En República Dominicana, donde se prevé que los efectos del huracán comiencen a sentirse la noche del miércoles, miles de personas abarrotaron los centros comerciales para abastecerse de víveres y algunas herramientas para reforzar las ventanas de sus viviendas, mientras en los barrios marginados la población esperaba escéptica el anuncio de que serían evacuados.

“Estamos esperando la voluntad de Dios”, dijo Darlen Sepúlveda, un ama casa mientras alimentaba al menor de sus tres hijos, de 9 meses, en su improvisada vivienda de madera y zinc en la ribera del río Ozama, en Santo Domingo.

El Centro de Operaciones de Emergencia aseguró que había comenzado las evacuaciones preventivas en zonas de alto riesgo, especialmente en el norte y este.

Cerca de 40 vuelos comerciales habían sido cancelados de los aeropuertos de Santo Domingo y las zonas turísticas de Samaná y Puerto Plata, en la costa norte del país, incluidos varios de líneas aéreas canadienses que cubren las rutas a Montreal y Toronto.

Redacción