Desnudan amistad de Peña con “El Rey de los Dragones”

Desnudan amistad de Peña con “El Rey de los Dragones”

MCALLEN, Tex. (apro).- La lujosa y amplia residencia localizada sobre un terreno de varios acres en el número 1500 de la calle Trinity del exclusivo fraccionamiento El Cimarrón de Mission, Texas, resulta conocida para algunos exgobernadores y funcionarios mexicanos: Ricardo Monreal, Humberto Moreira, Eugenio Hernández, Tomás Yarrington, Natividad González Parás o Rodrigo Medina.

Algunos de ellos y otros más, como el exgobernador mexiquense Enrique Peña Nieto, tuvieron al dueño de esa mansión, Luis Carlos Castillo Cervantes, como su proveedor favorito durante sus administraciones.

 

Castillo Cervantes ahora se encuentra preso en Texas acusado de lavado de dinero, entre otros delitos.

Durante las audiencias en las cortes de Texas salió a relucir la amistad entre Peña Nieto y Castillo Cervantes, también conocido como El Rey de los Dragones.

“El señor (Guillermo) Flores Cordero testificó que Castillo Cervantes fue amigo de Eugenio Hernández, Humberto Moreira y del presidente Enrique Peña Nieto en los tiempos en que Peña Nieto era gobernador del Estado de México”, se escucha en los audios de las audiencias obtenido por Apro, las cuales fueron conducidas por la fiscal Julie Hampton.

Castillo Cervantes, a través de su empresa Immex, obtuvo durante años onerosos contratos adjudicados por los gobernadores de Tamaulipas, Nuevo León, Coahuila, Zacatecas, Veracruz, San Luis Potosí, y algunos más, a cambio de sobornos que entregaba en efectivo, en algunas ocasiones en su residencia de la calle de Trinity, la cual está valuada en unos tres millones de dólares.

El gobierno federal también le entregó varios contratos a través de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT). Entre 2013 y 2015 Castillo Cervantes obtuvo convenios por unos 2 mil 400 millones de pesos para mantenimiento de carreteras en 12 estados del país, a través de cinco empresas que utilizaron la maquinaria conocida como “Dragón” que representaba a su empresa Immex.

Los detalles de las transacciones y los sobornos que pagaba a los exgobernadores y al gobierno federal ahora se encuentran en el acuerdo de “clemencia” para su reducción de condena que Castillo Cervantes pactó con los fiscales de Texas.

Ese acuerdo actualmente se mantiene como sellado en la Corte del Distrito de Bexar. No obstante, durante las audiencias previas a que se le dicte condena salieron a relucir algunos detalles sobre el tema.

Apro obtuvo audios de esas audiencias que fueron conducidas por la fiscal adjunta Julie Hampton.